Seleccionar página

Elegir un buen turbante oncológico para tu proceso de quimioterapia, no es una tarea fácil. Un turbante te vendrá muy bien en los momentos que quieras descansar de la peluca, si es que has decidido también utilizar una. Los turbantes son perfectos para todas las épocas del año, pero sobretodo en invierno, para que no cojas mucho frió. En este post, te contamos cómo elegir el turbante oncológico que más se adapta ti.

Dirígete siempre a tiendas especializadas

Muchas clientas nos cuentan que lo primero que hacen, es ir a tiendas de moda para comprar su turbante, porque no se atreven a acudir a una peluquería especializada. Lo más importante a la hora de elegir un turbante oncológico es el material con el que está hecho: los de las tiendas «normales» no han estado confeccionados para adaptarse a una piel desnuda y sensible. Al presentar costuras normales al interior, rozan con la piel, acabando con irritar el cuero cabelludo. Los turbantes oncológico están realizados con fibras naturales (como el algodón y la viscosa) y son transpirables y termorreguladores.  ¡Cálidos en invierno y frescos en verano!

Elije el color de turbante oncológico que más te guste

Hoy en día, existe una gran variedad de colores entre los que podrás elegir. Muchas mujeres optan por colores clásicos como el gris, el blanco o el negro. Son colores atemporal, que nunca pasan de moda, además de combinar perfectamente con todo tipo de ropa. Nosotros te animamos a elegir colores claros o pasteles, como el rosa, el amarillo o azul, para iluminar tu rostro y darle esa luz especial. También es verdad, que un turbante negro nunca debe faltar en tu armario: será tu aliado perfecto cuando tengas una cena especial o cuando vayas bien maquillada. Si te gusta ir siempre a la última, puedes elegir un turbante oncológico con diseños actuales para conjugar la solución terapéutica y la estética.

Escoge la talla que te haga sentir más cómoda

Los turbantes oncológicos, están diseñados para adaptarse a la forma de tu cabeza. Normalmente los turbantes oncológicos, son talla única, pero es muy importante que no queden demasiado ajustados o anchos. En este caso, podrás optar por un turbante de talla grande o pequeña, según tus medidas. La medida más importante es el contorno de cabeza: la talla pequeña va de 52 cm a 54 cm, la standard de 55 cm, a 57 cm y la grande de 58 cm a 60cm. Nosotros te ayudamos a elegir la talla mejor para tí, para que te sientas siempre cómoda a la hora de llevar tu turbante.

¿Te ha gustado este post? ¡Déjanos tu comentario!